El simbolismo naïve de Rousseau en el Guggenheim Bilbao

El Museo Guggenheim Bilbao inaugura hoy la exposición temporal Henri Rousseau (1844-1910), que se quedará todo el verano hasta el próximo 12 de septiembre.

La exposición cuenta con unas treinta obras del artista francés y llega a la sede vasca del museo cien años después de su muerte, en 1910, gracias a la colaboración con la Fundación Beyeler de Basilea. Con ella el museo quiere resaltar la importancia de Rousseau así como también la influencia que ejerció sobre los artistas de las primeras vanguardias.

De él y de su obra se ha dicho que era encantador aunque extraño y naïve, por recordar a los dibujos hechos por niños. Su obras más conocidas tienen como característica la representación de animales salvajes en un entorno de jungla, pero el artista también trabajó en vistas de París y sus alrededores, retratos, alegorías y escenas costumbristas, destacando su particular visión simbólica del mundo que nos rodea.

0 comments
Submit comment