Giotto pintó con estos colores en San Francisco de Asís

Frescos de Giotto en San Francisco de Asís antes de la restauración Frescos de Giotto en San Francisco de Asís después de la restauración

Los frescos de la Basílica de San Francisco de Asís en el norte de Italia, son una de las obras más importantes del Trecento italiano. Fueron pintados por Giotto di Bondone, uno de los autores más representativos del momento, aunque debido a un terremoto en 1997 gran parte de esta obra sufrió daños irreversibles en las bóvedas.

Tras más de diez años de trabajos de restauración y conservación –que todavía no han terminado– el próximo 11 de abril se inaugura la exposición ‘Giotto como era’, con recorrido por la basílica y el anexo Palacio de Monte Frumentario en la que se mostraran todos los detalles que hicieron de los frescos de Giotto una obra única e innovadora.

Para ello se han instalado monitores que enseñarán en tres dimensiones y alta definición el estado actual de los frescos y cómo eran hace ocho siglos, rescatando el azul intenso y los dorados de la pintura original. Además en la muestra se incluye una reproducción a escala real del fresco dedicado al episodio de la confirmación de la “forma de vida” de San Francisco (más conocida como Regla de San Francisco de Asís) por parte del papa Inocencio III, elegida como imagen de la exposición, ya que se cumple el octavo centenario de la orden franciscana.

0 comments
Submit comment