El merecido Museo Magritte

La voix du sang (1961)

Pese a ser uno de los artistas más conocidos y valorados del mundo, René Magritte (1898-1967) no disponia de un espacio propio para mostrar su obra. Hasta ahora, que el antiguo hotel Altenloh de la Place Royale abre sus puertas reconvertido en Museo Magritte, en pleno centro de Bruselas.

Doscientos cuadros muestran la trayectoria del artista surrealista, con obras procedentes de instituciones públicas y de colecciones particulares cedidas en depósito.

La exposición está distribuida en tres de las cinco plantas del edificio, y el recorrido empieza por la tercera, donde se encuentran sus primeros trabajos. En la segunda se presentan cuadros con objetos relacionados entre sí. Por último, la primera planta contiene las obras más conocidas del artista belga.

El Museo Magritte tiene entre sus objetivos la organización de exposiciones temporales a partir de 2011, en las que se comparará la obra de Magritte con la de sus contemporáneos y amigos, como Joan Miró, André Breton, Joseph Cornell y Salvador Dalí.

0 comments
Submit comment